post

La romería de la Virgen del Pinar es una de las fechas más señaladas en el calendario festivo de Cañaveras y, como no podía ser de otra manera, los vecinos han cumplido un año más con la tradición.

Este domingo por la mañana se ha celebrado una misa en la ermita y a continuación la imagen de Nuestra Señora del Pinar ha procesionado alrededor del templo con los niños montados en sus andas. El desfile, que ha destacado por el numeroso grupo de personas que se han animado a lucir el traje regional para la ocasión, ha finalizado con la subasta de las andas. Este año se han pagado cantidades que oscilan entre 100 y 150 euros por ocupar cada uno de los banzos de la imagen de la Patrona de Cañaveras para llevarla de vuelta a su ermita.

Por último, el canto de la Salve a la Virgen ha puesto el broche de oro a un fin de semana marcado por la devoción y los reencuentros entre familiares y amigos, ya que muchos de los cañaverenses que residen en otros lugares se han animado a acudir al pueblo para disfrutar de esta festividad.